Haciendo historia

Un viejo proverbio dice «Donde no hay visión, el pueblo se descontrola», y si vas perdiendo 3-0 y te expulsan dos jugadores a los 49′, es señal absoluta que aquel sabio refrán se cumple.

En dos días fue ver dos partidos exactamente iguales. Unión La Calera te hizo tres antes del entretiempo, y Cruzeiro también; tenías que relucir tu chapa de equipo grande (en Chile) y de invicto (en la Copa) convirtiendo un gol entrando al segundo tiempo para dar pelea y demostrar orgullo deportivo, y te hicieron el cuarto de entrada… y el quinto, el sexto, y hasta un séptimo, confirmando que casi siempre las segundas partes son peores que las primeras.

Desorden defensivo, descontrol, falta de liderazgos (habiendo tanto hombre experimentado), decepción dentro de la cancha; eso en lo general y conceptual. En lo particular, un Matías Rodríguez que pareciera nunca haber jugado fútbol o ser arquero, pues anda totalmente extraviado en su posición, obligando a Reyes a cumplir funciones que si bien las puede cumplir, se supone no es lo planificado, aunque a esta altura él debe entrar a la cancha sabiendo que tendrá que hacer su pega y la de otro compañero que está ahí porque se lleva bien con el jefe y nada más. Tenemos a Vilchez y Jara que -para mí- nunca debieron haber sido futbolistas, o quizás de no ser porque tienen buenos representantes, hubiesen jugado toda la vida en San Luis o Unión La Calera… y de ser así serían banca. El primero siempre ha tenido rendimientos discretos en todos sus equipos, excepto en Brasil que brilló un poco más, extrañamente; el segundo, tiene el mote de ser bicampeón de América, pero eso es porque al lado tenía a un tal Gary Medel que seguramente lo subía y bajaba a garabatos si se mandaba algún condoro. ¿Su paso por Europa? Siempre banca, muchas veces ni siquiera citado a los partidos. Así llegó a la U y cobra como gerente cuando nunca fue obrero ni técnico, por último. Pinilla al menos cumplió tras el partido con Calera: mientras él estuviera jugando en la U, el equipo no volvería a perder por seis goles. Como es un hombre de palabra, justo se lesionó cuando iban 3-0 abajo y el equipo terminó perdiendo por siete. Un crack.

Al señor Hoyos yo no tengo nada que enseñarle. El trabajó en el Barcelona y dirigió en Argentina, tiene mucho más currículum que yo, pero en la liga a la que voy los jueves aprendimos una cosa el año pasado y la corregimos en éste: no se puede estar cambiando al equipo todas las semanas, porque lo único que hacemos es nunca aprender a jugar juntos, perdiéndonos en la cancha y dándole ventaja al rival para que nos gane otra vez. El equipo que paró contra Vasco en el primer partido era extraño, y de manera casual le funcionó, pero sabido es que una golondrina no hace verano, y el invierno de esta U se adelantó y es cada vez más crudo.

Entresacando lo precioso de lo vil, están los nombres. Araos, Reyes, Soteldo, Echeverría (a veces) y Llanos parecieran tener hambre de triunfo, o por lo menos un antojo. De los más viejos, tampoco podemos decir que Herrera, Pizarro o Beausejour sean malos y están para el retiro, pero parece que perder con Colo Colo los dejó con síndrome post traumático. Lo de Rodríguez da para la banca, al menos; Pinilla, para mí, es más marketing y alarde de hincha que el real goleador que se espera.

Por la Copa quedan dos partidos durísimos, y se supone que se peleará el segundo lugar con Cruzeiro, pero esta U es similar a la gente cuando va a votar: de tiempo en tiempo, se pegan un balazo en los pies. Visto así, es probable que no se gane o sólo se empate y no alcance para pasar de ronda. Caballo inglés, le dicen a eso. Por el torneo nacional, se viene U. de Conce, que a esta altura pareciera ser el Liverpool para la U. Preocupante, desesperanzador, vergonzoso es lo que el hincha de la U vive hoy y pareciera venir. ¿Por dónde podría venir la solución? Desde la dirigencia, pero parecen que ellos son más lentos e imprecisos que Jara y Vilchez.

 

Adrián Barraza López.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*